¿Cómo saber si tu logo falla? Los 13 principios fundamentales

El logo de tu empresa es el primer contacto con tus cliente, la primera impresión que recibirán de tu marca, así que… asegúrate de que funciona!

¿Tienes dudas sobre tu logo? ¿No tienes claro si funciona o no? ¿No te sientes totalmente identificado?

Vamos allá:

1.- Legibilidad. Desengáñate, utilizar una tipografía “rara” no es sinónimo de originalidad. Una tipografía ilegible y confusa, solo consigue que tu marca resulte igualmente ilegible y confusa. Utiliza siempre tipografías claras al 100%.

2.- Simplicidad. Tu logo solo dispondrá de 1 o 2 segundos para impactar. Las imágenes demasiado elaboradas son totalmente incomprensibles en un espacio de tiempo tan corto. Utiliza formas poco complejas y simplifica al máximo. Los elementos innecesarios solo consiguen desviar la atención de lo que realmente importa: tu marca.

3.- Colores. La elección de los colores es vital. Conocer el significado de los mismos es básico a la hora de pensar en el grafismo. Ten en cuenta las aplicaciones que va a tener tu logo, las posibles versiones cromáticas y los diferentes soportes en los que tendrá que representarse.

4.- El blanco y negro. La prueba de fuego de un buen logo. Si tu logo acepta y funciona de igual forma tanto el positivo como el negativo, significa que el concepto es sólido y potente.

5.- Adaptabilidad y versatilidad. Tu logotipo tendrá que adaptarse a diferentes formatos, tamaños y soportes, por lo tanto, en el momento de la creación hay que prever todas las posibles variantes y dotar al logo de los suficientes recursos para que pueda hacerlo de forma consistente y sólida.

6.- Escalabilidad. Tu logotipo debe de verse claramente y no perder su esencia a cualquier tamaño. Debe ser igual de contundente tanto en una valla publicitaria como en una tarjeta de visita. Un buen logo es aquel cuya escalabilidad resulta perfecta.

7.- Personalidad. Tu logo debe reflejar los valores de tu empresa. Desde luego, no es tarea fácil, si lo fuera, todos esos logos creados por un: vecino, sobrino, primo, colega o amiguete, que manejan Photoshop serían fantásticos, pero… ¿conoces alguno que sea?

8.- Simetría. El ojo humano, se siente atraído por la simetría. Incorporar aspectos simétricos a tu logo, ayuda a mantener el equilibrio visual, lo que le confiere un mayor atractivo estético.

9.- Equilibrio. Un buen logotipo, no es una serie de elementos juntos colocados uno al lado del otro, es un único bloque sólido y sin fisuras. El conjunto tiene que ser armónico.

10.- Originalidad. Tu empresa es única, diferente y personal, tu logotipo ha de reflejar exactamente eso. Copiar en esto, al igual que en casi todo, no es una buena idea! no te dejes influir en exceso por la imagen de tu competencia. Un logo original es una ventaja competitiva.

11.- Poder de seducción. Un logo que seduce, es la llave para acceder más rápidamente a tus clientes potenciales. Una marca que impresiona y seduce, crea confianza en el producto.

12.- Durabilidad. Un logotipo bien diseñado sobrevive a los cambios y a las tendencias. Esto, no quiere decir, que no pueda sufrir pequeños cambios o actualizaciones pero, mantiene su esencia. Mi consejo, huye de los “logotipos tendencia”, pasan de moda tan rápidamente como todas las modas. Un buen logo ha de ser atemporal, actual pero que no envejezca con el tiempo.

13.- Veracidad. Tu logo no debe de engañar, me explico, no sirve de nada dotar de determinados valores a un logotipo si después la empresa no se corresponde con ello.

Normas de marca

Asegúrese de desarrollar algunas normas para lograr que su empresa tenga uno de los mejores logotipos del rubro. Algunos ejemplos incluyen muestras exactas del color que se utilizó en el diseño, cuánto espacio debe haber en los bordes, y varios formatos de archivo, de manera que otros puedan usar versiones de alta calidad.

Las normas de marca pueden contener más detalles, pero tener a disposición información básica, significa que su logotipo se utilizará de forma más consistente. El uso consistente de estas normas en su logotipo, significa que los clientes son más propensos a recordar su marca.

Con un nuevo logotipo, también tendrá que crear un nuevo marketing colateral, materiales promocionales, membretes, tarjetas de negocios, entre otras cosas más.

Finalmente, un último consejo. Hacer cambios a su logotipo es un negocio muy grande ya que está estrechamente conectado a tu marca. Por lo tanto, asegúrese de que sea necesario un cambio antes de iniciar el proceso.

El objetivo de renovar un logotipo es aumentar el reconocimiento o eliminar una apariencia antigua, si esas consideraciones no se aplican a su logotipo, lo mejor será no hacer el cambio.

¿Que te pareció? Coméntanos :