¿Alguna vez has entrado al cine con tu pareja y tenido problemas para encontrar asientos porque la sala está repleta de tipos rudos? Ten cuidado, podría ser una trampa… Como la que Carlsberg organizó en un cine de Bruselas, en Bélgica.

148 motociclistas en la sala, sólo 2 asientos disponibles y una pareja inocente conforman los ingredientes de esta excelente idea para celebrar las actitudes libres de prejuicios…

[youtube id=”RS3iB47nQ6E” width=”600″ height=”350″]

¿Saldrías de inmediato o irías por esos asientos? Una contundente estrategia de la marca para dejar en claro cuáles son sus valores, y reafirmar las características del mercado al que va dirigido su producto. That calls for a Carlsberg!

¿Que te pareció? Coméntanos :